El Poder de las Rayas

Las rayas, más que un print pasajero se ha convertido en un estado mental, un pensamiento global que se reinventa en cada temporada y que ahora, es uno de los estampados fetiche de todos los diseñadores. Vestidos, faldas, pantalones, camisetas, zapatos, carteras y accesorios, desde las prendas más básicas hasta vestidos de red carpet se han dejado seducir por este espectáculo óptico. Desde sus primeras apariciones en los 50’s con las pin up girls y su furor en los 60’s y 90’s, las rayas en sus versiones, maxi o mini, bi o tricolor, verticales u horizontales, gruesas o delgadas, se consagraron como símbolo eterno de elegancia. Ahora, las reglas dicen que se debe vivir al extremo la tendencia, haciendo combinaciones inimaginables o dejándose seducir por la fiebre del total look. Las razones del éxito de este hipnótico estampado están claras, el secreto de llevarlo conocer tu estilo y tu cuerpo. Las rayas verticales e infinitas tienen un efecto estilizador, es decir, sin importar que tan anchas o delgadas sean, siempre alargan el torso, sin embargo, usa las más delgadas en la parte del cuerpo que quieras disimular y las anchas para la que quieras resaltar.

Captura de pantalla 2015-08-08 a las 17.35.42