Moda & Tatoo

No hay comentarios

Hace muchos años era impensable llevar algo en la piel, tanto en el campo laboral como en el campo de la moda. En el primer caso, si una persona joven llena de tatuajes quería trabajar, por ejemplo, era muy complicado. Como norma de vestuario y de decoro, tenías que taparte con mangas largas. En el lado de la moda, el hecho de que un maniquí andante llevara un tatuaje su piel, suponía un riesgo y una etiqueta que no entraba en los cánones permitidos.

En el mundo de la pasarela, en la más comercial y mediática, los tatuajes estaban mal vistos, pero a finales de los ’80 ya había diseñadores que se atrevían a incluir la tinta como algo que formaba parte de la propia prenda/obra.

Martin Margiela fue uno de los primeros diseñadores de moda que incorporó en su pasarela el arte del tatuaje. Margiela es un diseñador de moda belga que fundo su casa de moda Maison Margiela en 1988. En 1989 presentó su primer colección en la cual uno de sus diseños fue una blusa de tul transparente con dibujos gráficos simulando tatuajes en la piel de la modelo Graca Fisher. Años después creo otra colección inspirada en el artista de tatuajes  estadounidense Keith Collins alias “Sailor Jerry” cuyo trabajo tiene un estilo de símbolos náuticos. Margiela utilizo sus diseños gráficos y los convirtió en hermosos bordados para su pasarela primavera-verano 2014 llamada Artesanal.

En 1994, el diseñador de moda Francés Jean Paul Gaultier, fue el siguiente diseñador en utilizar tatuajes tanto en la piel como en la ropa para su colección de primavera-verano llamada Les Tatouages. Las modelos desfilaron la pasarela luciendo coloridos y tribales diseños inspirados en la confección del siglo XVIII, en armaduras de la época de Juana de Arco, grafitis estilo punk y tatuajes con motivos africanos e hindúes. Esta pasarela fue una celebración clara de la línea delgada que hay entre los tatuajes, como prenda permanente, y el diseño de moda, como prenda temporal, ambas con el fin de decorar el cuerpo humano.  Años después en el 2008 Gaultier retomó el tema de los tatuajes en su pasarela primavera-verano llamada Mermaid and Sailors; en esta última utilizo telas transparentes para simular tatuajes en la piel.

Rodarte convirtió a sus modelos de la colección Primavera 2009 en amazonas tatuadas.

Para su colección de Primavera 2009, la maison Chanel se atrevió a utilizar tatuajes temporales (calcomanías) con motivos como perlas o collares.

Otra forma de incorporar tatuajes en la moda ha sido a través de colaboraciones entre diseñadores de moda y  artistas de tatuajes con el fin de tener una simbiosis perfecta entre la piel del cuerpo humano y el exterior que son las prendas. La famosa casa de moda francesa Luis Vuitton, en aquel entonces bajo la dirección del estadounidense Marc Jacobs, buscó una colaboración con el célebre artista de tatuajes Scott Campbell. Juntos realizaron una serie de diseños de tatuajes con el fin de ser utilizados en la piel de los modelos y cómo estampados en las prendas y accesorios de la pasarela primavera-verano 2011.

Maison Martin Margiela homenajeó al tatuador Sailor Jerry en su colección Primavera 2014.

Existen otros ejemplos como Rei Kawakubo y Commes des Garçons y su colección menswear Invierno 2015 o Dsquared² y su colección menswearInvierno 2015, donde los tatuajes son los protagonistas.

La lista de diseñadores que han integrado en sus colecciones el arte del tatuaje ha ido creciendo a través de los años. Sin embargo, fue gracias a estos pioneros que con sus innovadoras colecciones, ayudaron a que el uso del tatuaje pasara de ser un tabú al main stream.

Con todas estas imágenes, está más que claro que los tatuajes se han ido abriendo paso en la moda para convertirse en un accesorio (imprescindible o no) más. Modelos como Stephen James son otro ejemplo de cómo los tatuajes ya son algo habitual en la pasarela. Los tatuajes nacen de una unión difusa entre la moda, lounderground, el arte y la música.

Los tatuajes son una tendencia que vino para quedarse.

Anuncios