Dime qué vistes y…te diré lo peligroso que eres?

No hay comentarios

Uniforme indispensable en las revueltas urbanas, el hoodie escala posiciones como una de las prendas más polémicas de la era moderna.

Temida, ridiculizada, incomprendida y todavía decididamente sin abrazar, la prenda deportiva utilitaria mas popular, el hoodie. En la jerga un hoodie –además de ser un buzo con capucha–, significa ser “peligroso” o un “vándalo”. Que una cómoda y útil prenda de algodón, vestida por millones cada día, haya pasado a tener una concepción negativa, diccionario de por medio,  no es casualidad.

Usado por millones todos los días: la elección de vestuario predeterminada de una generación se transformó en una capa criminal.

Londres 2011

Cuando en 2005 los suburbios parisinos ardían, los instigadores se escondían bajo la capucha. Cuando Londres vivió jornadas críticas de saqueos y violencia en el 2011, los hoodies se erigieron como uniforme indispensable para participar, en igual condiciones argentina año 2001, como asi tambien en las manifestaciones anti G-20 de los últimos años.

Argentina 2001

Cuando el adolescente de 17 años, Trayvon Martin, fue tiroteado y asesinado por un policía de barrio en Florida (EEUU), lo que llevaba puesto, y condicionó su muerte, fue la capucha. Aunque Trayvon iba desarmado y volvía de comprar golosinas, el vigilante, Georges Zimmerman, consideró que su actitud era sospechosa por llevar el hoodie puesto. El hombre se acogió a la ley Stand your ground (Defiende tu territorio) –que permite el “uso justificable de la fuerza” en defensa propia– para evitar, en un principio, pisar la cárcel. La polémica no había hecho más que empezar.

El Hoodie fue un símbolo político mucho antes de que se convirtiera en una iniciativa política. Toda la ropa es política en el sentido de que comunica un mensaje sobre cómo el usuario desea ser percibido.

EEUU ha vivido desde entonces un encendido debate sobre si es apropiado o no vestir hoodie. Desde la cadena Fox, el terturliano Geraldo Rivera, pidió a hispanos y afroamericanos que dejasen el hoodie en casa para evitar más muertes. La respuesta de la ciudadanía, lejos de seguir los consejos del periodista, fue contundente. Durante unas semanas, familias enteras, deportistas, jóvenes, políticos y celebrities se encapucharon en parques y edificios públicos. Decenas de ciudades organizaron las million hoodie marches en las que manifestantes vestían su hoodie para protestar contra lo que consideraban un crimen racista. “Sólo porque alguien lleve una capucha, no se le puede convertir en un delincuente”.

Miami Heat
Million hoodie marches

Diseñada a principios de los años 30 –la marca Champion Products asegura que ellos fabricaron el primer modelo tal y como lo conocemos–, el objetivo del hoodie era proteger de las inclemencias del tiempo a atletas, estudiantes y obreros. Las capuchas no tomaron las calles hasta mediados de los 70, en Nueva York, cuando los grafiteros necesitaron prendas para mantener un “perfil bajo” ante el radar de la policía. La cultura Hip Hop, los Z-boys de Santa Mónica y el desembarco del skate harían el resto. En la década de 1980, es donde los raperos lo adoptaron a modo de los atletas en un intento por emular el poder y el éxito de las estrellas que conquistaban el mundo deportivo, como Dennis Rodman entre otros.

El balance corporativo de Adidas sin duda sería mucho más pobre sin el patrocinio de los raperos Run-DMC o la estrella del reggae Bob Marley.

El hoodie ya estaba dentro del engranaje de la moda juvenil. Grandes marcas como Tommy Hilfiger o Armani incluirían la capucha en sus colecciones para completar el proceso.

Con lujo o sin él, vestir hoodie está prohibido en algunos centros comerciales, bancos y tiendas de Inglaterra o Australia el mismo Sarkozy en un reportaje estigmatizó a todo un grupo de niños que llevaban Hoodie diciendo “tienen la apariencia de aquellos que actúan violentamente», sucesivos casos ha revitalizado el debate sobre si la moda puede llegar a ser una amenaza social. ¿Es el hoodie la prenda más polémica de la era moderna? “La asociación de moda y peligro lleva años sobre la mesa. No hace mucho si calzabas unas Dr. Martens eras un anarquista y si vestías una chaqueta de piel eras un rocker”.Lamentablemente es mi opinion que este “estigma social” que acompaña a la prenda desaparezca en tanto sigamos juzgando por la apariencia.

FOTO: TODAY / NBC

El Hoddie, artículo cómodo, barato y utilitario era un elemento básico en una variedad de tribus juveniles «marginales», desde BMXers y skaters hasta surfistas y emos, ninguno de los cuales es fuertemente vinculado al comportamiento antisocial. Sin embargo, su estigma ya estaba allí cuando el buzo con capucha se convirtió en la abreviatura del nuevo demonio popular.

Es entonces una herramienta para integrarse, en lugar de destacarse…Quizás ese sea el verdadero significado del hoodie.

Trabajo de Investigación.

Fotos : Google.

Anuncios